Actualmente, el rol de las compañías logísticas es sumar soluciones tecnológicas integrales e innovadoras para nuevas experiencias de compra en línea con mejores niveles de satisfacción.

La coyuntura global impactó a las cadenas de suministro, principalmente por la desaceleración del consumo, la inflación y la incertidumbre económica. Ante este escenario, la eficiencia logística en la operación de los almacenes es clave para la industria de los bienes de consumo. 

En ese sentido, existen tendencias que están transformando las operaciones del almacén como el machine learning; mayor capacidad y tiempos de respuesta para pedidos de última hora; desarrollo de interfaces perfectas con sistemas WMS y otros proveedores de tecnología; y la incorporación adicional de robótica y automatización.

“Es importante que las compañías mantengan una visión holística de la operación a través de  la integración de soluciones  escalables y flexibles en múltiples áreas. La adaptabilidad ayudará a maximizar las operaciones. Por ejemplo, la robótica combinada con voice picking puede contribuir a una evidente mejora de los procesos”, explica Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

Revolución logística para la experiencia de compra

Los consumidores esperan realizar sus compras en línea de manera ágil, fluida y sin roces. Una mala experiencia o un proceso de devolución engorroso se refleja negativamente en el negocio y puede resultar costoso para las compañías logísticas, quienes tienen el desafío de mejorar sus flujos de trabajo.

Para ello, hoy existen distintas alternativas de picking para administrar fácilmente los pedidos en el almacén. “Las compañías que buscan optimizar su logística deben transformar los centros de distribución, estandarizar sus procesos, realizar un análisis de datos y enfocar su propuesta de valor, además de incorporar un equipo o área de innovación para la búsqueda de tecnología o soluciones”, asegura Navarrete.

Con la solución de voice picking se optimizan los procesos, incrementando la productividad de la gestión del almacén y exactitud del inventario de forma rápida y segura. Los operadores tendrán las manos y la vista libre, permitiéndoles realizar sus actividades y tareas al mismo tiempo que escuchan instrucciones y responden.

“Las ventajas aseguradas de esta solución se reflejan en el aumento de la productividad desde un 25%, la exactitud en un 99,99%, mientras que elimina el papel como listas o etiquetas. Por otro lado, reduce las auditorías, gastos en mantenimiento y el entrenamiento a los equipos de trabajo, contemplando el retorno de inversión con un tiempo estimado de 18 meses”, comenta Navarrete.

En la medida que las compañías adopten un rol integrador en cada uno de sus procesos, las tecnologías de picking irán en aumento con el fin de satisfacer cada una de las necesidades de un consumidor actualmente empoderado y experimentado en el comercio electrónico. Para ello, será clave que las empresas tengan conocimiento de las tendencias logísticas y sus necesidades.

Logo Southern Technology Group

Revista Logistec