Categorías

Conoce los 6 procesos que optimiza el Voice Picking dentro del almacén

Al hablar de los procesos y diagnósticos logísticos de una empresa, es necesario hablar sobre el voice picking. Este es un tipo de tecnología que funciona a través del comando de voz, audífonos con micrófono y un dispositivo móvil. Gracias a este, los operadores del almacén pueden seguir las instrucciones de cada tarea a completar. 

Asimismo, ofrece la ventaja de disminuir los errores en las operaciones, así como de  incrementar la productividad general. Esto debido a que, al recibir las tareas por comandos de voz, los trabajadores tienen las manos libres para realizar con precisión cada actividad asignada. Además, pueden dedicarles mucha más atención.

Su funcionamiento es bastante sencillo. Mientras que el operador se traslada por el área de trabajo, recibe un mensaje por voz indicándole qué otras tareas debe realizar. El empleado debe ir notificando, por medio de su voz, cuando esté elaborando cada actividad. Así, cada trabajo es ejecutado eficazmente, disminuyendo la cantidad de errores. 

Actualmente, existen diversos procesos en los que el Voice Picking puede ser aplicado para optimizar los flujos de cada uno. Sigue leyendo el siguiente artículo para conocer más del tema.

1. Reabastecimiento

Al realizar todo tipo de tareas en el almacén, los empleados deben preparar los pedidos que el cliente quiere. Estos deben pasar por una fase de empaque con el fin de que puedan ser distribuidos adecuadamente. Si suelen tener una gran demanda, son bastante accesibles y siempre están en disponibilidad, ya que se debe agilizar la selección de artículos y mantener y mantener los procesos en constante movimiento.

Para lograr este objetivo, los operadores que reabastecen los almacenes deben seguir instrucciones precisas, dado que los artículos deben estar distribuidos estratégicamente, con el fin de evitar que se terminen antes de tiempo.

Con base en la información del sistema de almacenes, el voice picking le indica al empleado qué productos deben ser reabastecidos y de qué manera se ordenarán. En vez de escanear el código de barras de cada artículo para confirmar que está cumpliendo con las instrucciones, el operador lo lee en voz alta. Esto ahorra tiempo y aumenta la eficiencia de su trabajo.

Te puede interesar: Conoce las 5 fases de la implementación de un sistema de gestión de almacenes (WMS) 

2. Distribución o put-to-store

El proceso de put-to-store o distribución puede llegar a tener una alta tasa de error si no es realizado correctamente, esto debido a la cantidad de productos que cada cliente puede demandar. A menudo, los empleados que realizan esta tarea deben seguir una serie de pasos para completar cada paquete y evitar equivocaciones. Por ejemplo, recorren todo el almacén y se aseguran de que cada artículo se encuentre en el lugar correcto para poder tomar los adecuados. También deben tomar en consideración las cantidades precisas de cada producto. 

El voice picking mapea el recorrido del almacén para que los operadores puedan distribuir los artículos sin la necesidad de repetir constantemente los mismos pasos. El empleado escucha las instrucciones por medio del comando de voz, el cual le indica hacia dónde debe dirigirse. Una vez llegue al lugar, lee en voz alta el código verificador del escaparate en el que se encuentra el artículo y confirma la cantidad de unidades que el cliente pidió. Con esto, el sistema registra qué paquetes están siendo completados y actualiza el inventario. 

3. Almacenaje

Después de ser recibidos en los andenes, los productos entran al almacén y deben ser acomodados de manera que puedan encontrarse fácilmente. Cabe resaltar que existen diversas maneras de almacenar un artículo

Por ejemplo, se puede usar el acomodo caótico, el cual explica que el lugar de almacenaje de cada producto se determina de acuerdo a los espacios libres en los escaparates. También puedes usar el acomodo móvil. Este consiste en instalar estanterías convencionales sobre plataformas, eliminando pasillos innecesarios y proporcionando mayor agilidad y espacio al almacén. 

Si no deseas hacer uso de ninguno de los dos, puedes optar por el acomodo cúbico, en donde los paquetes se apilan formando columnas y bloques rectangulares con el objetivo de maximizar el espacio.

Sea cual sea que utilices, en el proceso de almacenaje, el voice picking le indica al empleado qué pallet debe tomar de la zona de recibo. Por su parte, este lee o escanea el número de licencia impreso para confirmar que va a almacenar el artículo correcto. Posteriormente, el sistema de voz le explica a dónde debe dirigirse para acomodar la mercancía recibida y qué método debe usar.

4. Conteo de inventario

Es importante conocer la ubicación exacta de cada producto en el almacén. Considerando que estos tienden a moverse dependiendo de las actividades, el inventario pierde exactitud. Para darle mayor visibilidad al inventario, las empresas despliegan conteos totales que suelen costar tiempo y dinero. 

Una alternativa para solucionar este problema es el uso del voice picking. Este ofrece un conteo cíclico, en el cual los operadores, durante sus actividades diarias, reciben instrucciones mediante comandos de voz. Estas les indican qué productos contar o cuántas cajas hay en determinado escaparate. 

Para evitar errores, el sistema de voz pregunta “¿Qué producto está almacenando?” y el operador expresa la cantidad. Posteriormente, el sistema de almacenes corrobora que la información proporcionada sea la correcta. 

Te puede interesar: Descubre 6 beneficios principales de un sistema de gestión de almacenes (WMS)

5. Consolidación

En el sistema de distribución de los almacenes, los operadores reciben cajas identificadas con un código y deben ir colocando en ellas los productos correspondientes. Esto en base a lo que el voice picking les indique. Sin embargo, es posible que las cajas que corresponden a diferentes pedidos sean distribuidas de la misma manera. 

Por ello, hay encargados de consolidar cada pedido al empacar las cajas en pallets adecuados o colocarlas en los embarques correspondientes. A esto se le llama consolidación de pedidos.

La tecnología de voice picking les indica a los encargados de la consolidación qué cajas van en cada embarque. Lo único que debe hacer el empleado es repetir en voz alta el código impreso en las etiquetas y el sistema responderá, indicándole en dónde debe ser distribuido cada pedido. 

6. Embarque

Después de ser empaquetados, los pedidos deben quedar listos para ser embarcados. El sistema WMS determina en qué área de embarque deben colocarse, dependiendo de su cercanía al andén de carga correspondiente.

El voice picking instruye a los operadores sobre cómo acomodar los artículos. Estos, a su vez, deben confirmar cada pedido embarcado al leer el código verificador en voz alta. De esta manera, la información es registrada automáticamente.

Implementar la tecnología del voice picking a tus operaciones de almacén mejorará todo el proceso de almacenaje y distribución. Asimismo, podrás contar con una adecuada visibilidad del inventario y tus objetivos comerciales serán realizados correctamente. 

En caso de requerir más ayuda, en Southern Technology Group contamos con una serie de servicios especializados en ofrecer soluciones tecnológicas y logísticas que te ayuden a mejorar tu compañía. Si necesitas más información, puedes contactarnos en cualquier momento.

Últimas publicaciones

Externalización de la logística: ¿por qué es más frecuente esta tendencia en las cadenas de suministro de las empresas?

impresoras-de-etiquetas-zebra

Impresora de Etiquetas: Encuentra la ideal para tu negocio

que es rain rfid

¿Qué es RAIN RFID? En palabras simples

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *