La temporada de compras navideñas que comienza con el Black Friday siempre representa un reto para cualquier tienda online debido a la gran cantidad de pedidos. Y este año, en el que las ventas han despegado en el canal online debido al confinamiento causado por el coronavirus, el desafío logístico será mucho mayor, especialmente para las tiendas de Retail: Los gigantes del retail online han aprendido de experiencias pasadas y han optado por lanzar nuevas opciones de entrega y recogida, animando a sus consumidores a recoger sus pedidos en sus tiendas físicas o en los lockers más cercanos a su hogar.

Además, de acuerdo lo que indica Sebastian Flores, Product Manager de eCommerce de STG Chile,  el no recibir artículos en casa podría ayudar a los consumidores a “mantener sus compras navideñas en secreto”. Y es que con toda la familia en confinamiento, realmente sería difícil guardar un regalo de Navidad o incluso Santa Claus podría tener problemas a la hora de elegir los regalos de los niños con anticipación este año.

Por supuesto que esta acción también podrá ayudar a superar el desafío logístico de las empresas, ya que le ahorrará los costes asociados a la ultima milla, en los que muchas veces los conductores entregan pedidos a kilómetros de distancia con solo un par de paquetes en cada parada.

Entregas en tiendas físicas y en lockers: Lo que planean los retailers para plantar cara a su mayor desafío logístico

Al completar su compra, los clientes podrían elegir diferentes métodos de envíos, entre los que estará la opción de recoger sus paquetes en las tiendas físicas, despacho a domicilio y lockers  “para mantener los regalos en secreto, y que los miembros de la familia que están en casa no se enteren”, aseguró Flores.

Esta opción sería totalmente gratuita, sin necesidad de mínimos de compra y la recogida podría estar disponible el mismo día de la compra, lo que impulsará más este método de entrega.

La opción de  recoger los regalos navideños en lockers cada vez suena más fuerte y se posiciona como una gran opción que podría aliviar más la presión logística de los marketplace.

Estas taquillas de autoservicio se deben ubicar en zonas estratégicas de la ciudad, que facilite el acceso y evite congestiones, inclusive en accesos de centros comerciales y dentro de las tiendas, lo que permitirá a los clientes recoger su pedido sin contacto y con mayor flexibilidad de horario y lugar de recolección.

Múltiples entregas para recibir los pedidos en un día asignado

Lo que está apuntando el retail es entregar los productos el mismo día o al día siguiente de la compra, por lo que durante el Black Friday se generan una gran cantidad de órdenes de compra que terminan con varias entregas diferentes en 24 a 48 horas en el mismo domicilio… todo un desperdicio logístico.

Las empresas esperan que los consumidores pueden elegir un día para que lleguen todos sus pedidos, utilizando menos cajas, lo que representa menos desperdicio, menos tiempo de espera de la paquetería, y claro, una reducción de los gastos y problemas de logística de los gigantes del retail.

Esta temporada navideña se espera que las ventas de comercio electrónico se incrementen en más de un 33% respecto del año anterior, lo que sin duda representará el mayor desafío logístico y en general para todas las tiendas online.

La ultima milla generalmente es la parte más difícil y costosa de los procesos de entrega, no solo en áreas rurales en las que kilómetros separan una entrega de otra, sino en las urbanas, donde a pesar de que las paradas están más cerca, los retrasos por el tráfico y la gran cantidad de pedidos podrían ralentizarlos.

Ofrecer recogida en tiendas físicas, lockers e incluso planear las entregas de varios pedidos podría facilitar mucho esta situación para las empresas, no solo reduciendo los costes sino también agilizando sus procesos.

Consulta la solución de lockers inteligentes que STG propone al mercado local aquí

STG

STG

Deja una respuesta